la VIVIENDA MULTI-GENERACIONAL – ¿un nuevo modelo?

El concepto de VIVIENDA MULTI-GENERACIONAL nace de concebir la vivienda como un HOGAR que sea FUNCIONAL PARA tres GENERACIONES combinando DISEÑO tradicional con las comodidades y TECNOLOGÍA que nos ofrece el siglo XXI.

La vivienda MULTIGENERACIONAL no es un “invento” del siglo XXI, es el concepto más antiguo y tradicional de HOGAR en que conviven padres, hijos, abuelos y nietos bajo un mismo techo realizándose – durante la vida de las personas – una rotación en la utilización de los espacios.

familia

Si observo como mi bisabuelo concibió una vivienda aislada a las afueras de la Cartagena más industrial de finales del siglo XIX,  y como esa vivienda, con los mismos espacios, sirvió para que él, formara una familia en la que se integraba su suegra, como después sirvió el mismo espacio a la generación de su hija, que creó una familia de cinco hijos, dos de los cuales formaron a su vez sus propias familias dentro del mismo espacio durante una larga temporada; como ese mismo edificio servía para agrupar a la familia durante los veranos, me doy cuenta que no estamos ante un nuevo modelo, sino que estamos ante la modernización de lo que ha sido durante siglos la forma de crear un HOGAR.

 

La vida moderna nos va llevando, poco a poco a retomar la posibilidad de crear espacios en los que se puedan compartir con otros familiares y, por qué no,  amigos.

 

Las viviendas “tradicionales” diseñadas con los criterios de los años 40-50 del siglo pasado, han dado lugar a un gran parque inmobiliario producido con un programa no pensado para envejecer en ella, sino para criar hijos. y aún hoy replicamos el modelo como si nada hubiera cambiado.

Diseñamos urbanizaciones de unifamiliares con el mismo programa para todas, edificios de viviendas en los que – muy raramente – se comparten programas de 1, 2, 3 o 4 dormitorios como si todos los posibles clientes tuvieran el mismo programa familiar.

El dormitorio principal y los baños más amplios se sitúan en la planta “principal” (la primera) las zonas de juego, trabajo y ocio en los áticos y sótanos; y las zonas de reunión y cocina y lavandería en la planta de acceso.

Este programa no responde a un estudio pormenorizado de los flujos de circulaciones y provoca un tráfico innecesario alrededor de la escalera y la infrautilización de espacios e instalaciones .

¿se puede mantener este programa a medida que sus habitantes crecen y avanzan en su proceso vital?

 

La solución habitual es la de vender – o alquilar a un tercero – la gran vivienda en la que has vivido gran parte de tu vida y criado a tus hijos para trasladarte a otra que cumpla con los requisitos de tus nuevas habilidades y posibilidades mientras otros miembros de lo que fue la “unidad familiar” buscan acomodo en otras instalaciones alejadas dificultando enormemente la socialización de la familia y el mantenimiento del vínculo que los une.

 

El concepto de la vivienda MULTI-GENERACIONAL viene a modificar este paradigma y se diseña con algunas características singulares que hay que tener en cuenta estudiando tres factores fundamentales que son el DISEÑO, la GESTIÓN, la PROPIEDAD.

 

Respecto del diseño estamos ante el modelo de vivienda ACCESIBLE y utilizable, pensado para minimizar las circulaciones de cada grupo de habitantes y estableciendo esos grupos en función de sus capacidades e intereses.

apartamento

  • Hay un “dormitorio suite” en la planta de acceso, un baño integrado con una ducha a “nivel” para las personas más mayores y aquellas que tengan dificultades en la utilización de las escaleras.
  • Se estudian accesos, itinerarios verticales y horizontales para adaptarlos a las circunstancias de los usuarios y no al revés.
  • Puertas amplias, correderas, automatismos, facilitarán el paso de una silla de ruedas o una persona que maneja un andador o bastón para caminar.
  • Aparatos elevadores facilitarán la utilización de las plantas superiores a personas que lo necesitan.
  • Accesos, salidas a terrazas, porches, jardines y los desplazamientos por los espacios de planta baja se realizan a nivel o con rampas inferiores al 10%
  • La zona de dormitorios de plantea en la planta primera y, allí mismo se sitúa la “lavandería”. Lavadora/secadora y zona de plancha quedan cerca de donde se produce y almacena y manipula la mayor cantidad de ropa sucia.
  • En la planta superior, o sótano, se crea la zona infantil, zona de juegos y de reunión para jóvenes y adolescentes.
  • Jardines, terrazas, aparcamiento y zonas de almacenamiento se sitúan en las zonas mas adecuadas para su cómoda utilización.

 

Actualmente, la tendencia en Estados Unidos se deriva hacia la construcción de viviendas “unifamiliares” que puedan ser “pluri-familiares” creando una especie de “vivienda de huéspedes” en la que es posible convivir bajo un mismo techo  padres, abuelos e hijos de uno o varios grupos de edades, adolescentes y niños.

Las razones que ofrecen los estadounidenses para acoger este modelo son:

  • Cuidar a los padres que están envejeciendo (19 %)
  • Reducir los gastos (18 %, aumento del 15 % el año pasado)
  • Facilitar el cuidado de los hijos por los abuelos (22%)
  • Hijos mayores de 18 años regresando a la casa (14 %, un 11% de aumento respecto del año pasado)
(datos de Donna Butts, Directora ejecutiva de ‘Generations United’)

La mayoría de los diseños de viviendas “multigeneracionales” incluyen en la planta baja una “”lock-off suite” (suite completa independiente) dotada de dormitorio, baño, pequeña cocina e incluso, acceso independiente.

También puede repetirse este programa en la planta superior, creando “pequeños” espacios de intimidad en los que puede convivir un matrimonio de personas mayores, un divorciado con su hijo o un hijo independizado compartiendo todos ellos la misma cocina, salón y espacios comunes facilitando la vida en común y una independencia e intimidad suficiente.

De esta forma estamos ante el diseño de una vivienda flexible en la que sus habitantes pueden desarrollar una vida independiente y – a la vez – compartir espacio y relaciones de interés o dependencia con amigos o seres queridos.

 

Las “suites” dentro de una misma vivienda independiente se dotan de una pequeña cocina con pila fregadero, frigorífico y un horno microondas, suficiente para una o dos personas,  dejando para la cocina principal el resto de la dotación que requiere más aparatos electrodomésticos y espacios de almacenamiento.

 

Este mismo programa creado inicialmente para vivienda unifamiliar,  lo podemos replicar en una sola planta en un edificio de viviendas “al uso” en edificaciones residenciales de “pisos”.

ahorro en costes de vivienda

Evidentemente, a priori, parece que una vivienda con mayor dotación de espacios y equipamiento (para las suites) sería más costosa que una vivienda “tradicional” pero hay que verlo como que con este concepto estamos agrupando “bajo un mismo techo” varias viviendas de manera que se comparten – y rentabilizan – espacios comunes que de otro modo estarían infrautilizados como zonas de estar, cocinar, comer, juegos, almacenamiento,  jardines, y un largo etcétera por no contar con la optimización en el uso de instalaciones generales como los cuadros de alumbrado, comunicaciones, climatización, seguridad, etc.

Podríamos hacer un estudio económico de los costes que implican emplear una vivienda para el núcleo de la familia, una residencia para los más mayores y uno o varios apartamentos para los adolescentes, universitarios o aquellos que han iniciado una nueva aventura familiar; y cada uno con sus costes de creación y mantenimiento de espacios que estarán infrautilizados en la mayoría de los casos y en la mayoría del tiempo.

El beneficio para la nueva “comunidad” es indudable, se crean sinergias evidentes al facilitar la  convivencia entre generaciones, se fomenta la socialización y la utilización compartida de espacios y se permite la intimidad e independencia de sus habitantes a la vez que se fomenta la colaboración de unos en el cuidado, protección y educación de los otros.

 

No todo el mundo está preparado para “vida en común” pero la vivienda “multigeneracional” crea un espacio libre de las fricciones que se producen al compartir el espacio y facilita experiencias muy positivas ayudando a crear un vínculo más estrecho entre abuelos y nietos, incrementando el tiempo en que los abuelos pueden “vivir solos” y facilitando la vida de todos ellos.

familia compartiendo el tiempo libre

En realidad se trata de una gran solución “financiera” al problema de varias viviendas que crea una nueva forma de vida en común  y viene – también – a resolver un problema social.

 

Como hemos visto, en lo “objetivo” (financiero, economía de espacios, optimización de instalaciones, etc) la propuesta está llena de ventajas, económicas, sociales, personales, etc., pero es la gestión de lo “emocional” lo que puede llevar al traste con el modelo. En este sentido es MUY IMPORTANTE ponerse en manos de profesionales que piloten todo el proceso.

 

Que estemos hablando de una comunidad cuyo nexo de unión es la pertenencia a una misma familia no garantiza el éxito de convivencia, aunque es un estupendo punto de inicio.

Cuando estudié el fenómeno del “cohousing” me sorprendió la importancia que especialistas como @Jubilares le dan a la fase de “cohesión” de la comunidad y su modelo de gestión inspirado en el método NIELSEN creado en Dinamarca para la generación de comunidades de mayores. este aspecto es fundamental para el éxito del modelo.

El proceso debería ser algo parecido a:

  • VIABILIDAD – se estudian las posibilidades reales de la “familia” para generar una comunidad desde el punto de vista de las necesidades físicas, la gestión financiera y las posibilidades de localización del “HOGAR”.
  • COHESIÓN – Esta fase es fundamental para el futuro de la comunidad familiar. Un equipo especializado realizará labores de “coaching” con los miembros de la familia hasta conseguir un “equipo cohesionado” alineado en sus objetivos y dispuestos a trabajar juntos en alcanzar un objetivo común.
  • CONSTITUCIÓN LEGAL, ACUERDOS – somos familiares pero somos humanos, es muy importante establecer los acuerdos por escrito, fijar quiénes y en qué proporción serán los titulares de los bienes reales, cuáles son las posibilidades de “salida” del grupo y en qué condiciones se puede realizar la salida o incorporación de nuevos miembros.
  • LOCALIZACIÓN, DISEÑO – es el momento de realizar las inversiones, adquisición de un inmueble o ejecución de una nueva edificación.
  • Empieza la AVENTURA.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s